LOS CONSULTORES DE LA RED OPINAN.

Para mí, como gerente de pequeñas empresas, Wikane era una obviedad. La red encarnaba todo lo que me apasionaba: pymes, sus dirigentes, consultoría de alto nivel y desarrollo. Pero también, fue un encuentro humano con el fundador cuya legitimidad era total en este entorno. Wikane tiene alma y ADN.

  • Vincent Moquet

Después de ser patrón de una pyme industrial, tenía la necesidad de ser menos operacional, de compartir mi experiencia y de estar más en la definición de la estrategia de empresa.
Lo que me gustó de Wikane: estoy menos en el día a día y más en la definición de la hoja de ruta a corto, medio y largo plazo, sin olvidar el aspecto comercial.
Esta profesión comprende una fuerte componente humana que ha reforzado mi competencia en el día a día, incluyendo intercambios con diversos consultores y con el fundador durante las sesiones de formación continuada.
Las palabras crecimiento, conquista, competencia no son principios vanos en Wikane: Adquirí una pyme y un año después de mi facturación creció en más de un 30%! En resumen, un verdadero espíritu de ganar a toda costa.

  • Cédric Moral
  • Consultant

No quería ser el enésimo consultor que se especializaba en organización o mejora de procesos. Trabajaba en un gran grupo industrial y quería evolucionar, sabía que no sabía nada de una PYME, tenía todo para aprender de este mercado. Después de una pequeña búsqueda, una red emergía por su enfoque exclusivo, su posicionamiento de alta gama y su propuesta: consultor emprendedor, quería postularme. Lo que me convenció es su razón de ser extremadamente operativa: lograr resultados espectaculares a través de estrategias inspiradas utilizando todas las palancas del crecimiento. Todo está en esta frase, claramente nos pagan para que la empresa tenga éxito rápidamente y no quedarse a medio camino.

  • Christophe Turcry
  • Consultant Wikane

Llevo 12 años en esta red, la he visto crecer y siempre tengo el mismo placer al poder intercambiar con mis compañeros, por teléfono o durante las formaciones en Annecy. Lo que me hizo elegir Wikane en su momento fue la fuerza del mensaje y el testimonio de un viejo amigo que formaba parte de la red. Iba a ahorrar mucho tiempo, no cometería errores innecesarios y me iba beneficiar del apoyo en las misiones basado en una experiencia contrastada del oficio. Pero lo que fue decisivo fueron los fundamentos de Wikane, transmitidos en su comunicación, que involucran particularmente a los dirigentes de las empresas, que aportan gran credibilidad y derriban las 10 primeras objeciones que generalmente se hacen a los consultores. Así, yo pude firmar rápidamente varias misiones y ganar en tranquilidad.

  • Jean-Philippe Azéma

Cuando decidí dar una nueva orientación a mi carrera profesional y empezar a hacer consultoría, tenía claro que no quería ir solo y reinventar la rueda. Revisé las ofertas que se presentaba y muy rápidamente Wikane salió como la mejor opción para el mercado al que me dirigía, la de las pymes.
Esta elección se basó en criterios humanos (el carisma y la competencia de las personas encontradas) y en criterios de negocio: la calidad de las ofertas bien adaptadas al mundo de las pymes, la formación inicial, el apoyo en la puesta en marcha, la formación continua sin olvidar, por supuesto, la posibilidad de pertenecer a una red en la que me puedo apoyar durante las misiones.
Esta elección resultó ser sabia, hasta el punto de que, junto con un socio, él mismo miembro de la red, decidimos lanzar la franquicia Wikane sobre el Reino Unido e Irlanda.

  • Michel Pradille

Ex gerente asalariado en pyme y en grandes grupos, tenía un fuerte deseo de emprender desde hacía muchos años. A los 46 años, aproveché la oportunidad gracias a Wikane. Para mí, Wikane es ante todo una mezcla entre este deseo y una propuesta para emprender mi trayectoria, ahorrando tiempo. También es un encuentro con sus líderes y con fuertes valores orientados al éxito: trabajo y placer. Wikane es ser un emprendedor sin estar solo, una verdadera red de la que recibes mucho pero donde también hay que saber dar. Durante el proceso de reclutamiento, los dirigentes me dijeron que Wikane aceleraba el proceso de éxito y aumentaba en gran medida las perspectivas de cifra de negocio, pero que esto requería poner de mi parte. El consejo que yo daría a los "nuevos Wikane" es aplicar al pie de la letra el plan de puesta en marcha recomendado por la red. Gracias a esto y a mi entusiasmo, en menos de un año me convertí en un empresario de éxito y reconocido en mi región.

  • Frank Cherrey